El Santo Grial de Felek Tani

«Kyot, el conocidísimo maestro, encontró en Toledo y entre unos manuscritos abandonados, la materia de esta aventura anotada en escritura árabe...donde se cuenta que un pagano (árabe) llamado Flegetanis adquirió un gran renombre por su saber. Este gran físico (sabio en ciencias cosmológicas) era del linaje de Salomón: sus padres pertenecían a una familia de Israel, en tiempos remotos... Él es quien escribió la aventura del Grial. Flegetanis había nacido de padre árabe... Examinando constelaciones descubrió profundos misterios de los que sólo hablaba temblando. Decía que existía un objeto llamado Grial. Leyó claramente su nombre en las estrellas. Un coro de ángeles lo había depositado sobre la tierra y, luego, voló más allá de los astros... Desde entonces, su cuidado correspondía a unos hombres convertidos en cristianos por el bautismo y tan puros como ángeles. Los llamados a custodiar el Grial siempre eran hombres de gran mérito. Así se expresó Flegetanis. Entonces, Kyot, el sabio maestro, buscó en los libros latinos dónde podía haber vivido un pueblo lo bastante puro y tendido hacia una vida de renuncia como para convertirse en el Guardián del Grial...»

La Caaba, principal santuario del islam en la mezquita de la Meca, tiene forma cúbica y en su pared oriental interna está la Piedra Negra que besan los peregrinos. Nos dice la tradición que el patriarca hebreo Abraham, nacido en Ur, Caldea, por el 2000 a.C., con su hijo Ismael, nacido de la esclava Agar, recibió la orden de Dios de levantar un templo, y no sabiendo dónde ni cómo erigirlo preguntó al Señor. Este mandó una nube negra que se posó en el aire: en ese punto geográfico y con las mismas dimensiones y color de la nube, el padre y el hijo hicieron su obra. “Haznos conocer el culto”, pidieron. Vino entonces el arcángel Gabriel, que trajo la piedra negra. ¿Fue un jacinto lo que trajo Gabriel, que se convirtió en piedra negra en presencia de una mujer impura? ¿Se trata en verdad de una piedra meteórica de color rojo oscuro? En cualquier caso, el correspondiente islámico del grial, como símbolo de los centros espirituales de la Humanidad, es la Piedra Negra de la Caaba.


 La filiación oriental aparece en la literatura con el Parzifal de Wolfram von Eschenbach y el Nuevo Titurel de Albrecht (1270). La doctrina de la Orden del Temple canaliza esta tradición. La enseñanza del Grial es un magisterio esotérico (monje-guerrero, sacerdote-rey), magisterio distinto al de la Iglesia.


La obra de Wolfram von Eschenbach es una de las ramas principales y primitivas del mito del grial. Por esos siglos, el islam era inspirador y guía para las minorías responsables del desenvolvimiento y canalización de las tres religiones monoteístas. Ibn Arabi, Ibn Masara, Ibn Farabi, Avicena y Averroes, entre otros menos conocidos, inspirarán la producción de san Alberto Magno, santo Tomás de Aquino, Escoto y otros. La ciencia occidental es por entonces totalmente árabe: Ptolomeo y Euclides llegan, a través de España y Sicilia, en el siglo XIII, a las cátedras de Oxford y Chartres.

La hermandad de los constructores de catedrales, y los gremios artesanales en general, fueron organizaciones inciáticas con una clara huella de influencia islámica. La tradición hermética, de aquel Hermes Trimegisto de nombre griego aplicado al dios egipcio Thot, pasa de Geber a Roger Bacon, más allá de las diferencias exteriores de los dogmas: así llega la alquimia a nuestros días. Von Eschenbach nos habla de un maestro provenzal, que había recibido el bautismo, que bajo el seudónimo de Kyot encuentra en un taller alquimista en Toledo unos manuscritos árabes abandonados: recoge en España la tradición árabe, narrándonos la vida de un doctor en ciencias cosmológicas, Flegetanis (descendiente de una antigua familia de Israel), que lee el nombre del Grial en las estrellas y ve cómo los ángeles lo bajan a la tierra, para entregarlo en custodia a “los únicos hombres de esencia angelical (que por el misterio del bautismo estaban a salvo de las insidias del Maligno): los cristianos”


COMIDA /CENA + RUTA + TOLEDO TIME CAPSULE = 24 EUROS

El Santo Grial de Falek Tani: Ruta templaria con ecos sufis y cabalistas

¿Cual es el origen del Grial? Templarios y el Islam, canteros medievales y sus secretos. Brujas y Temple. El linaje... a qué llamamos Grial.

Iglesia de San Miguel y su Cueva. Tesoros toledanos que pudieron custodiar los monjes templarios. Incluye comida y ruta y visita cueva San Miguel.

$20.00

  • disponible
  • Tiempo de envío 3 - 5 días1